viernes, 5 de marzo de 2010

Leave.

Una y otra vez. Es la piedra que destruye mi camino.


Ella se acurrucó en la cama haciéndose un ovillo. El corazón le latía fuerte y respiraba de forma irregular. Cerró los ojos esperando que el dolor que sentía cesara, rogando que lo hiciera.
De repente, le sintió detrás de ella. Notó como la abrazaba entre las sábanas, pegando el pecho a su espalda.
Sentía su respiración en el cuello, haciendo que cada centímetro de su piel anhelara su voz y sus caricias por enésima vez.
_¿Qué... haces aquí?_susurró ella sin girarse. Él la abrazó aún más fuerte.
_Te echaba de menos. Mucho._murmuró en su oído.
En ese instante, ella creyó morir.




No puede hacer eso siempre.

3 comentarios:

  1. Hello friend, have a nice sunday :)

    ResponderEliminar
  2. Siempre hace lo mismo, pero ella siempre lo siente como si fuera la primera vez.

    ResponderEliminar
  3. Tiene que perdonarle si le quiere, qué remedio...

    ¡Beso!

    ResponderEliminar

Mirada